Contexto y lugar de trabajo

Contexto socioeconómico y educativo en Chiapas

Sueniños está en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, en el estado de Chiapas, una de las regiones más pobres en el sur de México.

A una altitud de 2200mts sobre el nivel del mar, fue fundada en el año 1528 por españoles. En la actualidad viven alrededor de 200.000 habitantes en la ciudad.

En el centro de la ciudad, se pueden ver imponentes edificios religiosos, mercados de artesanías, y apreciar la arquitectura estilo colonial. Las calles están adornadas con colores vivos de las casas, edificios y de los trajes tradicionales de los indígenas tzotziles y tzeltales que residen a sus alrededores. San Cristóbal es una pequeña metrópoli que a lo largo de todo el año, es visitada por muchos turistas que viajan desde todo el mundo a esta „ciudad mágica“ en las montañas.

Sin embargo las apariencias engañan, ya que hay muchos niñas y niños que trabajan en las calles como vendedores o boleros. En las periferias de San Cristóbal están las colonias marginadas, donde muchas familias se han establecido desde los años 80`s y mediados de los 90`s quienes tuvieron que dejar sus comunidades por motivos políticos, religiosos o con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida.

En estas colonias, hace falta infraestructura y servicios básicos como son: calles, sistemas de drenaje y alcantarillado, así como, agua potable para contar con una vivienda digna. Muchas familias viven en chozas de costera, lámina, cartón y piso de tierra. No tienen baños sino fosas sépticas en mal uso. Las malas condiciones de higiene son graves.

También el uso del carbón o leña para cocinar en los interiores de las viviendas es el causante de enfermedades crónicas respiratorias para todos los que allí habitan y también representan un peligro para accidentes domésticos.

Nacer en uno de los estados más ricos en recursos naturales como es el estado de Chiapas tiene su precio cuando naces pobre, indígena y mujer. Desafortunadamente el sistema económico actual del país le niega el acceso a la educación, salud y vivienda digna a cientos de miles de niñas y niños en nuestro país.  

Contexto educativo

El gran desafío que tiene Chiapas es el rezago educativo y el analfabetismo. Esa inequidad educativa es justamente la que habla de injusticia social y de cómo la pobreza y una educación descontextualizada afecta a la infancia en estado más vulnerable, pues en vez de poder estudiar permanecen en la marginación y como adultos en la exclusión social y económica. La discriminación, la falta de acceso, permanencia y terminación escolar tiene un impacto sumamente negativo en el desarrollo personal y profesional de los niños y sobretodo de las niñas y las adolescentes. 

Sabemos que para muchos adolescentes terminar la escuela básica y media superior significa un sueño difícil de alcanzar pero, sobre todo significa un derecho difícil de ejercer, pues los ingresos familiares son precarios y se ven en la necesidad de trabajar y ayudar a sus familias para sobrevivir. 

Según cifras del INEGI 2015, vivimos en el estado con el mayor índice de rezago educativo a nivel nacional, con la mayor población de infancia y adolescencia en pobreza y con el primer lugar nacional en embarazos de niñas adolescentes. Todos estos factores y realidades representan un desafío enorme para el cumplimiento al derecho a la educación para más del 52.5 por ciento de los chiapanecos mayores a los 15 años que no cuentan con educación básica, es decir, que no cuentan con su certificado de secundaria. 

Volver Real time web analytics, Heat map tracking