Imprimir

La 1a. Generación de Cocina tuvo su evaluación final de manera práctica. Las y los jóvenes tuvieron una semana en la cual se fueron evaluando las distintas áreas que estuvieron inmersas en la capacitación. Las evaluaciones Sueniños son actividades que tienen como propósito:  auxiliar a los participantes a ver los progresos, limitantes y oportunidades a desarrollar desde sus diversos aprendizajes.

El día de su presentación final montaron el espacio para recibir en una cena a comensales que disfrutaron un menú de tres tiempos.  

Las y los facilitadores estuvieron presentes durante todo el proceso, se observaron características como: montaje y decoración, explicación de los platillos, postura y presentación corporal, actitud bajo el estrés, fluidez verbal, protocolo de servicio, entre otros. Los comensales tuvieron la oportunidad de evaluar a las y los participantes con una retroalimentación verbal.

Las y los participantes se mostraron ansiosos pero satisfechos de poder terminar un proceso largo y productivo durante un año. El último periodo consiste en dos meses de prácticas en Restaurantes de renombre en San Cristóbal de las Casas.

La información que nos proporcionó esta evaluación será útil para que las y los facilitadores, en forma individual y en conjunto, reflexionen sobre sus estrategias y metodologías de enseñanza e identifiquen aquellas que han resultado eficaces, las que pueden necesitar algunos ajustes y aquellas que requieren de más trabajo con las y los participantes.

Con esta Generación nos sentimos muy orgullosos de los resultados alcanzados, ya que hemos observado los avances de este grupo y confiamos en que pueden desarrollarse en un ambiente laboral con buenas técnicas en la cocina.

Más fotos en la Galería de Fotos