Imprimir

 Sueniños Infancia realizó una visita a la maravillosa comunidad de Amatenango del Valle, el 27 de mayo del presente año, asistimos 24 participantes constantes en el proyecto: Bonolajel del área de Recrearte  y 3 facilitadores.

Nuestra visita fue con el fin de conocer y reforzar el conocimiento de las prácticas ancestrales del trabajo en barro. Nos recibió con hospitalidad la A. C. Pueblo Reunido para el Bienestar Social de la misma comunidad.

Los y las participantes tuvieron la oportunidad de interactuar con las personas de la Asociación Civil, quienes son originarios de dicha comunidad y quienes con gran disponibilidad y apertura nos compartieron acerca del arte, la lengua, el simbolismo y la cosmovisión expresada en barro; así mismo, la excursión contribuyó a la práctica de espacios libres de violencia como una forma de comunicarnos con empatía, liderazgo, autocuidado y trabajo en equipo.

Dentro del recorrido, se nos mostró el Banco de Barro y la importancia que tiene el agradecer a la Madre Tierra la posibilidad de crear cosas maravillosas con los dones que cada uno trae consigo, como por ejemplo: jarrones, jaguares, platos, tazas; algunos habitantes le llaman al barro  “El oro de Amatenango” porque muchas familias obtienen ingresos para alimentarse, vestirse y enviar a sus hijos-as a la escuela.

 También se nos habló sobre la importancia que tienen los pasos para hacer las figuras de barro para entregarlos con la calidad que se merece, se nos enseñó cómo antes de que llegara la pintura acrílica a nuestras vidas, ellos lo tomaban de las plantas y del propio barro, así como el uso de las ramas para la decoración. ¡Ha sido increíble! Otro dato que nos pareció curioso fue conocer los beneficios que el barro tiene en la piel, además de la vestimenta típica para las mujeres.

Nos la pasamos realmente increíble y consideramos que estos conocimientos no se pueden dejar de lado porque muestra lo que somos, además como lo dijo nuestra guía Luisa: Queremos que las personas conozcan nuestros conocimientos para que lo compartan un día con sus hijos.