Dentro del Proceso de la Capacitación en Cocina se tiene un día de prácticas para mejorar habilidades laborales; dentro de éstas prácticas se retoman todas las áreas y contenidos vistos en la semana.

Tenemos el desafío de formar a las y los jóvenes desde experiencias que partan de su realidad, que les permitan ser autónomos, manejar conceptos, ser multidisciplinarios, incrementar el pensamiento crítico y creativo encaminados hacia la creación de nuevos productos (platillos) que  brindan la oportunidad de ampliar los conocimientos y habilidades que se adquieren en la capacitación.

Las prácticas les permiten:

  • Desarrollar el paladar
  • Retomar notas de recetas
  • Limpiar puesto de trabajo
  • El manejo de productos frescos
  • Ser autocriticos
  • Responsabilidad
  • Orden y limpieza.

El proceso comienza desde la organización y trabajo en equipo para delegar tareas y responsabilidades, la elaboración de su receta que consiste en el plato a presentar y una bebida relacionada al platillo, montar la mesa ,recibir y atender a los comensales (generalmente son participantes del Centro Juvenil), presentar su platillo y explicar la historia y su preparación, escuchar la retroalimentación de los comensales respecto al sabor, presentación y servicio. Posteriormente se reunen en grupo para reforzar aspectos de toda la práctica y aspectos a mejorar.

Los participantes han demostrado mucha disposición y responsabilidad y hemos observado grandes avances día con día, confiamos en que estas actividades ayudan su proceso profesional y de desarrollo humano ya que además de reforzar la parte técnica están trabajando su autoestima, relaciones interpersonales y confianza en sí mismos en el aspecto laboral.

Volver Real time web analytics, Heat map tracking